NUESTRA ALIANZA, CON LOS CIUDADANOS: NAPOLEÓN ASTUDILLO MARTÍNEZ


Por José Manuel Gómez 

En julio de 2011, Convergencia Democrática cambió su nombre a Movimiento Ciudadano. El propósito era permitir que los ciudadanos, movimientos sociales y organizaciones pudieran participar plenamente en la vida institucional de nuestro partido sin necesidad de la afiliación. "Desde esa época nuestro partido se ha constituido en un instrumento tanto de militantes como de externos para la gestión de demandas sociales y para el acceso al poder a través de la vía electoral", indica en entrevista el delegado nacional de Movimiento Ciudadano Guerrero, Napoleón Astudillo Martínez.

Movimiento Ciudadano es un partido de los ciudadanos. Bajo esa perspectiva, el discurso pronunciado por nuestro dirigente nacional Clemente Castañeda tiene plena congruencia y sustento ideológico dejando claro que para las próximas elecciones nuestra estrategia no será buscar alianzas con los partidos tradicionales sino con los ciudadanos.

Se trata de construir una nueva alternativa, una opción de gobierno diferente a los que ya gobernaron y lo hicieron mal, se trata de ofertar una tercera vía que no sea como el pasado, pero tampoco como la que hoy gobierna, porque está demostrado que ambas utilizan las mismas prácticas de un pasado autoritario que concentra el poder en un solo hombre y desprecia las instituciones.

Estoy convencido que la alianza con la sociedad es la mejor que podemos construir para lograr un nuevo México en donde haya un nuevo trato. Es decir, una nueva forma pensar y ejercer el poder. Nuestro país necesita evolucionar, necesita transitar de un pasado de corrupción que hizo mucho daño a un futuro mejor, un futuro donde nuestras familias puedan vivir sin miedo y en armonía. El nuevo trato que proponen nuestros dirigentes nacionales, va encaminado a lograr estos propósitos, debemos pasar de la revolución a la evolución, del régimen viejo y caduco al cambio verdadero. 

Me quedo con esta frase de mi dirigente nacional Clemente Castañeda: “Mexico no merece el pasado de los gobiernos que institucionalizaron la corrupción y saquearon al país, pero tampoco el pasado de un gobierno que hoy se ha dedicado a construir pactos de impunidad y hacer uso selectivo de la justicia”.

0 comentarios:

Publicar un comentario