“Yo no hice pacto con la delincuencia, eso me da autoridad moral”: Adela Román




La presidenta municipal Adela Román Ocampo llamó a los ciudadanos a una gran unidad, y alertó que hay fuerzas que pretenden desestabilizar tanto a los gobiernos federal como municipal, protagonistas de la Cuarta Transformación.

“Convoco a todas y todos los acapulqueños de buena voluntad a que reforcemos la unidad y no permitamos que intereses ajenos al objetivo superior del bienestar y el progreso de Acapulco y Guerrero nos dividan”, expresó ante el auditorio conglomerado en la explanada del Antiguo Ayuntamiento.

Pidió a los ciudadanos ubicar en qué gobiernos empezó el problema de la violencia, la cual dijo que ella misma ha padecido, y sentenció: “Yo no hice pacto con la delincuencia, eso es lo que me da autoridad moral”.

Entre las acciones para enfrentar este flagelo, que ha tenido como resultado una disminución de 14.7 por ciento de homicidios dolosos, mencionó la recuperación de espacios públicos, que estaban en manos de la delincuencia; ya se los quitamos y no se los vamos a dejar”.

Invitó a todas y todos los acapulqueños a recuperar los espacios públicos que han sido abandonados por los propios ciudadanos.

Asimismo, Román Ocampo recordó que encontró una administración en quiebra “con faltantes inexplicables” en mobiliario y equipo y con una “enorme deuda que nos obliga aún hoy a funcionar presupuestalmente de manera deficitaria y con números rojos”.

Advirtió que se impulsan acciones legales para fincar las responsabilidades y sanciones generadas por un quebranto público de más de 450 millones al erario público causados por la anterior administración encabezada por el ex alcalde Evodio Velázquez Aguirre.

Dijo que ya la Auditoría Superior de la Federación tiene toda la documentación y en los próximos días se hará el anuncio de acciones que continúan y las posibles responsabilidades penales que se derivan de estas. “No solaparemos más robos a los recursos que son del pueblo de Acapulco y estaremos atentos para impedir que esto pueda volver a generarse en cualquier área del quehacer gubernamental”, dijo.

“No nos pidan milagros, no nos pidan que en unos meses arreglemos lo que no hicieron los que se fueron”, dijo, y precisó que en la revisión de estos temas “estamos tomando acciones y vamos a dar resultados”, y señaló que en el caso de Capama, la paramunicipal funcionó como la caja chica de gobiernos estatales y después municipales. Su deuda, es consecuencia de algunas administraciones, pero en particular de la anterior.

Román Ocampo también se refirió al tema del combate a la violencia contra las mujeres como uno de los ejes principales de su gobierno. “Sepan ustedes -dijo a las acapulqueñas- que no están solas, que este gobierno y esta presidenta, están de su lado y que estamos decididos a combatir la violencia y la discriminación hacia ustedes”, les ofreció a las mujeres acapulqueñas.

Ante el pueblo de Acapulco que la eligió en urnas para ser su primera presidenta municipal, y con el secretario del Trabajo, Óscar Rangel Miravete como representante del gobernador Héctor Astudillo Flores, del diputado Alberto Catalán Bastida, presidente de la mesa directiva del Congreso de Guerrero, y del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis, Román Ocampo presentó su primer informe de gobierno, cumpliendo lo que mandata la ley, pero sobre todo respondiendo al compromiso con cada acapulqueño que le brindó su confianza, informando los resultados del trabajo emprendido por su administración, de la que el sello distintivo es la unidad entre participación ciudadana y acción de gobierno.

Entre los asistentes se encontraban, el senador Félix Salgado Macedonio, el ex gobernador Rogelio Ortega Martínez, los diputados federales Araceli Ocampo, Abelina López Rodríguez, Javier Manzano Salazar y Rosario Merlín García; los diputados locales Zeferino Gómez Valdovinos, Yoloczin Domínguez Serna, Mariana García Guillén, Moisés Reyes Sandoval, Marco Antonio Cabada; el delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y el subdelegado federal César Núñez Ramos, así como los ex alcaldes de Acapulco, Alberto López Rosas, Luis Uruñuela y autoridades navales y militares.

La tarde de este sábado, frente a miles de acapulqueños congregados en la explanada del antiguo Ayuntamiento del Centro, la alcaldesa, Adela Román Ocampo, detalló los avances en el puerto, bajo los ejes de Gobernabilidad y Empoderamiento Ciudadano, Equidad y Bienestar para Todos, así como Desarrollo Económico Solidario y Crecimiento Sostenible.

Adela Román indicó que, devolver la gobernabilidad y seguridad en Acapulco, comenzó con tres acciones: el ordenamiento de negocios que funcionaban al margen de la ley, la regularización de empresas gaseras que operaban poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos y el recorte de personal que cobraba sin trabajar en el municipio, los llamados “aviadores”.

Las acciones de fomento a la legalidad se complementaron con Cabildos itinerantes en distintos lugares del municipio, el programa Únete al Tequio, donde ciudadanos participan mejorando su comunidad, la Semana de Registro Infantil en la zona rural, la campaña de Matrimonios y Registros en el Centro de Reinserción Social, así como las bodas colectivas del Programa Transformando Familias con Amor.

En el área de la seguridad pública y proximidad social, Román Ocampo destacó la asignación de 37 millones de pesos en prevención social de la violencia y la delincuencia, casi 22 millones a programas locales de instituciones de seguridad y más de 5 millones al fortalecimiento de las capacidades de evaluación y control de confianza de la policía municipal, dignificando además su trabajo con una reciente dotación de equipo y uniformes, así como reactivando sus seguros de vida.

El ataque a fuentes de financiamiento de la delincuencia con operativos en el mercado central para el retiro de máquinas tragamonedas, el cierre de carburadoras clandestinas, el reordenamiento de la vía pública, la reparación de más de 20 mil luminarias y colocación de otras mil 200 nuevas, son acciones que también han ayudado a propiciar un ambiente de paz, tranquilidad y confianza.

La presidenta municipal destacó dos puntos de relevancia para los ciudadanos, que demuestran el compromiso del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador con Acapulco y su gente: el inicio de más de 500 obras públicas en colonias y barrios del puerto que en las próximas semanas iniciarán, así como el hecho de que Acapulco es el único municipio del país que ya tiene firmado un convenio con la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) para recibir una inversión cercana a los 500 millones de pesos en 2019 y también para el año 2020, beneficiando las colonias y barrios de mayor pobreza.

0 comentarios:

Publicar un comentario