Racismo, un secreto a voces en el México actual


Por Lalo Arteaga Salado


"Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas".

Rev. Martin Luther King Jr.

“Claro que sí, hubo un mestizaje cultural, mensaje racial y todo. Pero  todavía sobreviven muchas de las culturas originarias de los afros mexicanos e indígenas, claro que el racismo todavía existe en México, los mexicanos como muchos otros grupos también son racistas".

Taurino Hernández Moreno director de la Escuela Superior de Sociología de la UAgro.


El racismo en México hace alusión al fenómeno social que manifiesta odio, rechazo o exclusión de una persona por su raza, color de piel, origen étnico o lengua, que le impide el goce de sus derechos, originado por un sentimiento irracional de superioridad de una persona sobre otra.

En la actualidad existe el racismo en México y aunque la mayoría de los mexicanos podría creer que el racismo es solo un problema existente en los países de primer mundo como Estados Unidos, Canadá, etc. La dura verdad es que en México siempre ha existido el racismo desde la época de la colonia, en el porfiriato y en el México contemporáneo.

Esta es una entrevista que se le realizó a un reconocido afromexicano, Taurino Hernández Moreno, director de la Escuela Superior de Sociología de la UAgro, y él nos ayudó a profundizar más sobre el tema del racismo en México y cómo afecta a nuestra sociedad hoy en día.

La clase dominante en el país, durante mucho tiempo manejó que la diferencia étnica había desaparecido y entonces decían o más bien difundieron, una ideología de que México era un país mestizo y que ya no había ni indios, ni negros y  que todo se había fusionado en una sola, digamos, en una sola raza que era un México mestizo, que eso en realidad fue una ideología para negar lo que era evidente, porque los negros y los indígenas estaban sumidos en el atraso, en la pobreza. Y entonces una manera de ocultarlo era decir, estamos tratando de integrarlos

A través de la educación, intentaron borrar las diferencias tanto raciales como las diferencias de la desigualdad social. Y entonces, a través de la educación se planteó que habría una sola lengua nacional. Incluso la materia que hoy se llama español antes se llamaba lengua nacional.

Con eso querían decir que sólo el español era la lengua nacional de México. Y también ocultaban con esto las más de 60 lenguas originarias que todavía existen. Pero en las escuelas de los pueblos indígenas los obligaban a aprender español y olvidar su lengua materna.

Entonces esta ideología se convirtió en política pública y en política educativa. Y la política educativa intentó comenzar por borrar las lenguas y dejar sólo a la lengua nacional, que era el español.

Esa ideología durante mucho tiempo dominó 30 años, los cuales 20 años que se ha luchado por reconocer la diversidad cultural y la diversidad de lengua lingüística, pero esto sólo ha sido reciente. Que a través de los organismos internacionales como la ONU, se obligó a los gobiernos a que se reconociera la diversidad y muchos grupos de intelectuales también han luchado y hemos estado poniendo nuestro granito de arena para conocer que el tal mestizaje no se dio en todos.

Claro que sí, hubo un mestizaje cultural, mensaje racial y todo. Pero que sobreviven muchas de las culturas originarias de los afros mexicanos e indígenas, claro que el racismo todavía existe en México, los mexicanos como muchos otros grupos también son racistas.

Aquí hay una exclusión social o hay una exclusión de ciertos grupos con base en sus rasgos fenotípicos, o sea, sus rasgos externos color de piel, etc.

¿Existe el racismo en la actualidad?

Desde luego que lo hay, y también hay un clasismo. Es decir, si alguien, aunque sea de tez clara, también es excluido. Hay racismo y hay clasismo.

A veces van juntos, pero sí, y claro que existe un racismo y se han hecho estudios en los medios laborales, por ejemplo. En un restaurante, solicita una señorita que sea hostess(anfitriona). Y una morenita y una güerita llegan a pedir el puesto de trabajo. La probabilidad de que la blanquita sea contratada en lugar de la morenita es la más alta, por el simple hecho que para los dueños o encargados una blanquita da mejor imagen al restaurante que una morena.

Se han hecho estudios no sólo en Estados Unidos sino también aquí en México. De que la probabilidad de que alguien de tez morena crezca dentro de la empresa en la que trabaja es mucho menor a una persona con tez clara.

A mayor oscuridad en la piel, más problemas de que se queden en la cola esperando. Entonces es un racismo que, aunque la gente diga no y que aceptan todo mundo, tienen amigos negros, su pareja es de tez morena, su familia es de tez morena. Por lo tanto, ellos no son racistas. Es mentira, porque lo que en verdad cuenta es cómo se comportan cotidianamente.

Los medios, las revistas y las televisoras han acentuado mucho el racismo y cuando aparece un moreno es para hacerla de chistosito, el chiste que hace reír, en una telenovela actúan como chofer o mayordomo o jardinero. Siempre aparecerán caracterizados de esta forma. Entonces hay se refuerzan estos estereotipos de que los que tienen un tono de piel más oscuro, son buenos como servidumbre y son muy leales o de que son los malos de la historia representados como criminales y mal vivientes.

Apenas en el año 2019, el INEGI reconoció a los afros mexicanos en el censo nacional y la cuestión es que con los afrodescendientes todo se trata de autorreconocimiento.

En el caso de los pueblos indígenas, el criterio que se siguió era de que si habla o no habla una lengua.

En el caso de los afrodescendientes, la lengua se perdió desde que llegaron a México los africanos. Entonces, ¿cuál era el criterio para decidir cuántos eran?

Que cada uno se auto reconociera como tal.

A mí me lo preguntaron y yo les dije que sí, porque entonces toda la gente que se le preguntó lo mismo tuvo que auto reconocerse. Ese es el primer criterio. ¿Y con eso de cuántos somos y que alguien se reconoce como tal? Es un avance porque ya no es auto discriminatorio el reconocerse con raíz africana. La gente empieza a reconocerse que ser negro o moreno no es algo denigrante y eso ya significa que se va creando una identidad. Yo soy de origen africano, yo tengo raíz africana. Entonces ya es un avance en términos de la creación de identidad de ciertos grupos humanos para qué. Esperemos a ver si se motiva a más gente a preguntar ¿Porque estoy prieto? ¿De dónde provengo? ¿Cómo es que llegaron aquí? ¿Porque hay gente así? Entonces crea una sensación de identidad, de ser parte de algo.

Eso es, digamos que la ventaja de que el censo los haya incluido. Y la otra es para qué, al ser reconocido como un grupo diferenciado culturalmente, también puedan generar sus propias demandas, es decir, así como los pueblos indígenas, ha dicho bueno, necesitamos que la política pública se dirija hacia nuestro pueblo, queremos servicios como los demás.

Y ahora les toca el turno a los pueblos afroamericanos porque sus condiciones. No sólo eran de una exclusión racial y cultural, también socialmente estaban excluidos, es decir, sumidos en la pobreza, es decir, reconocerlo les da ciertos elementos para que ellos digan me tocan que me atiendan con las políticas del Gobierno, las políticas del Estado.

Entonces esa es, digamos, la parte positiva de haber reconocido este en la Constitución Ya están incluidos la Constitución, es decir, ya no es México un pueblo mestizo, ya no lo dice la constitución

Estas son las ventajas de. No es gran cosa, yo no creo que vaya modificar habitualmente. La situación social de los afroamericanos.

Pero es un avance que ya reconozca la aportación que han hecho a México en la cultura, en la industria, en torno a éste le han aportado. Y ya no, no, no solamente se identifique a las mujeres y hombres afroamericanas con los clásicos estereotipos.

0 comentarios:

Publicar un comentario