Notifican en el mercado de La Sabana sobre cierre de negocios no esenciales





Con el objetivo de desacelerar la propagación del Coronavirus SARS-CoV-2, más conocido como COVID-19, autoridades municipales intensifican acciones para que los establecimientos que ofrecen productos y servicios no esenciales suspendan actividades.

Reducir la movilidad y evitar concentraciones en el espacio público que pongan en riesgo la salud, es el objetivo de las acciones preventivas en la fase 3 de la pandemia; con esa intención, las autoridades de los tres niveles de gobierno impulsan la jornada nacional de sana distancia.

Este jueves por la tarde, personal de la Dirección de Vía Pública notificó a comerciantes del mercado de La Sabana, sobre la disposición oficial para la suspensión de operaciones, con la facultad que otorgan las leyes de Salud y del Municipio Libre al Gobierno de Acapulco.

Acatando la instrucción de la alcaldesa Adela Román, inspectores de Mercados encabezados por su director Iván Hernández Caballero, notificaron a vendedores de flores, ropa, calzado, juguetes, bisutería, entre otros productos y servicios, para no ofertar su mercancía hasta nuevo aviso, como parte de la prevención desplegada en el municipio contra el COVID-19.

Estos recorridos se realizan  en todos los mercados de Acapulco y se seguirán haciendo de manera constante, para reducir el número de personas que se concentran en estos lugares y contener la propagación de contagios, concientizando a los comerciantes de que se trata de una emergencia de salud pública.

Hernández Caballero informó que este jueves 7 de mayo se notificó a por lo menos 30 locales del mercado de La Sabana que venden artículos no necesarios en este momento, para que mantengan cerrados sus establecimientos, en un operativo que también contó con la participación de la Dirección de Reglamentos y Espectáculos, y la Coordinación General de Protección Civil y Bomberos, con apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública.

0 comentarios:

Publicar un comentario